Mercado de valores – Parte III

¡Buenas compañeros!

Seguimos con esta semana dedicada casi exclusivamente al mercado de valores y a las plataformas de inversión. Hoy me gustaría traeros la última entrega de estas nociones básicas de inversión.

Hoy nos vamos a centrar en dos conceptos bastante importantes y que son casi protagonistas en la plataforma que presentamos ayer: Plus500 

Estamos hablando del apalancamiento y los CFDs. De estos últimos hablamos un poco en el primer post sobre el mercado de valores.

Si ya habéis leído esta primera parte, también tenéis disponible el Mercado de Valores Parte II

Apalancamiento


El apalancamiento es algo un poco complejo, pero vamos a intentar explicarlo de la manera más sencilla posible.

Este concepto consiste básicamente en usar un endeudamiento para financiar una operación.

En una operación simple invertiríamos con fondos propios, pero en una operación con apalancamiento invertimos con los propios y con un crédito.

Eso significa que empezamos con una deuda, y no desde 0€.

Y diréis: ¿Qué tiene esto de positivo?

Pues bien, lo positivo es que al invertir con más dinero, la rentabilidad también es mucho mayor. En caso de que la operación sea satisfactoria, los beneficios serán mucho más suculentos.

¿Qué riesgos tiene operar con apalancamiento?

Bien, como hemos dicho, cuando operamos con apalancamiento no empezamos desde 0€, sino en negativo. Eso significa que estamos obligados a conseguir un buen margen de beneficios que nos permita cubrir esa deuda para poder empezar a sacar dinero neto.

También hay que tener en cuenta que ese crédito no nos lo ceden de manera gratuita, si no que tiene unos intereses que hay que pagar. Por ejemplo, en el Plus500 nos cobrarán su % de interés cada día. Eso significa que cada día nos cobrarán por tener la operación abierta. También tendremos que tener en cuenta es adeuda en el momento de cerrar, asegurándonos de que el beneficio supera la deuda total.

Sin embargo el apalancamiento tiene un riesgo importante, ya que sí la operación no sale como esperamos, perderemos nuestro dinero y el que tenemos a crédito. Con lo cual terminaríamos endeudados. Es por eso que es indispensable estar lo más seguros posibles antes de iniciar una operación con los CFDs.

Por suerte en Plus500 nos cerrarán las operaciones en el momento en que calculan que no podremos hacer frente a esa deuda.

CFDs


Como digo, en el primer post introduje el término, pero hoy vamos a explicar más detalladamente en qué consisten los CFDs.

CFD-contract-for-difference

Los CFDs son prácticamente lo mismo que las acciones, aunque estos nos aportan unas ventajas que no tienen las acciones. Las siglas CFD, en su traducción al español significan “contrato por diferencia” y lo que permiten básicamente es recibir el beneficio de la diferencia de precio entre el momento en que abres la posición con el momento en el que la cierras.

Pero pensarás: eso es lo que hago con las acciones, ¿qué diferencia hay?

Es sencillo, mientras que con las acciones tienes que comprar barato para vender caro, los CFDs te permiten ganar dinero incluso cuando el valor baja. ¿Cómo? Vendiendo y posteriormente comprando.

Al abrir una operación con CFDs podemos vender unas acciones que todavía no tenemos (sería como decir: mira, voy a tener estas acciones y te las voy a vender a este precio, pero tendrás que esperar).

En ese momento, el valor de las acciones cae y cuando tu crees oportuno cierras la operación comprando esas acciones (lo que vendría a ser: bien, ya tengo las acciones que te prometí, aquí las tienes).

Como veis, hemos empezado vendiendo y hemos terminado comprando.

Pero no os dejéis engañar, si el precio de la acción sube, y vosotros habéis vendido, os tocará seguir con vuestra promesa, y no tendréis más remedio que comprar a un precio superior al que venderéis, creando así unas pérdidas.

Conclusión


Es importante conocer estos dos conceptos para operar con plataformas del estilo de Plus500.

No ser consciente de ellos puede llevarnos a enormes pérdidas. Así que si tenéis alguna duda sobre ello no dudéis en consultarla.

Por otro lado damos por concluido este pequeño paseo por las bases de las inversiones en el mercado de valores. De momento no tenemos intención de continuar, aunque si pedís nuevos conceptos, nos replantearíamos el continuar.

Esperamos que os haya sido de ayuda y que empecéis a ganar dinero pronto.

Un saludo.

 

About The Author

Apasionado de los negocios online. Fan del humor y del deporte. Dispuesto a ayudaros en lo que necesitéis.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies